Hábitos saludables

En la sociedad moderna es común ver como los niños, a consecuencia del bajo nivel de actividad física, están llegando en forma temprana a enfermedades como la obesidad. Niños sedentarios que llegan a esta condición en gran medida por responsabilidad de sus padres y de las instituciones educativas a las que pertenecen, quienes no fomentan en ellos la realización de algún tipo de deporte.

Es entonces, fundamental entender la importancia de incentivar la actividad física y deportiva en los niños, ya que esta  tiene que ver con muchos aspectos del desarrollo y la calidad de vida, tales como :

  1. La lúdica o el divertimento
  2. El desarrollo de sus cualidades motrices
  3. Desarrollo de la creatividad y la inteligencia
  4. El fortalecimiento físico y armónico de su cuerpo
  5. La salud mental y física

Un niño sedentario tiene más probabilidades de sufrir de obesidad y consecuentemente en la edad adulta de enfermedades crónicas como hipertensión arterial, diabetes, entre otras. Adicionalmente, el desarrollo neurológico del niño requiere de la actividad física para el crecimiento de un niño sano en lo físico y en lo comportamental, por lo que estas áreas suelen verse afectadas también, después de todo, los hábitos de movimiento que se adquieren desde temprana edad son fundamentales en los hábitos y comportamientos del adulto del mañana.

Tener un cuerpo adaptado al ejercicio hace que sea más fácil realizar todo tipo de actividades, tener mayor agilidad,  ser menos vulnerables a problemas articulares y tener una mejor salud mental.

Hacer ejercicio de forma regular es entonces, una buena forma de mantener a los niños con buena salud, no obstante, no es suficiente con esto, es necesario que los hábitos saludables sean acompañados con el manejo de una dieta saludable para los niños, balanceada, en donde estén presentes siempre las verduras, frutas, proteínas y carbohidratos en medida adecuada, es decir; no a las gaseosas, a las bebidas azucaradas en general  , a los dulces en exceso, azúcar, paquetes, tortas y biscochos, que vayan a reemplazar comidas principales e indispensables de la dieta principal.

Finalmente, para terminar vale la pena hacer mención a un aspecto importante como lo es la psicomotricidad

Escribe asi la Dra  Guadalupe Pacheco Montesdeoca de Ecuador

“La psicomotricidad ocupa un lugar importante en la educación infantil, ya que está totalmente demostrado que sobre todo en la primera infancia hay una gran interdependencia en el desarrollo motor, afectivo e intelectual. A través de la psicomotricidad se pretende conseguir la conciencia del propio cuerpo en todos los momentos y situaciones de la vida socio educativa, el dominio del equilibrio, del control y eficacia de la coordinación global y segmentaria, el control de la inhibición voluntaria de la respiración, la organización del esquema corporal y la orientación en el espacio, una correcta estructuración espacio-temporal, generan las mejores posibilidades de adaptación a los demás y al mundo exterior.

No hay duda que el ejercicio es fundamental en la vida de cualquier persona , pero en los niños es indispensable .